miércoles, 20 de abril de 2011

Marx era satanista

En las poesías de Marx "Invocación de un Desesperado" y Orgullo Humano, la súplica suprema del hombre es por su propia grandeza. Si el hombre está condenado a perecer por causa de su grandeza, esta será una catástrofe cósmica; pero morirá como un ser divino, llorado por los demonios.

En la balada "El Violinista", Marx registra las quejas del cantor contra un Dios que no conoce ni respeta su arte. Surge de los oscuros abismos del infierno, "hechizando la mente y embrujando el corazón, y su baile es el baile de la muerte". El violinista saca su espada y la hunde en el alma del poeta.

Arte que surge de los oscuros abismos del infierno, hechizando la mente ... Nos hace recordar las palabras del revolucionario norte*americano Jerry Rubin en Do It (Hazlo): "Hemos combinado juventud, música, sexo, drogas y rebelión con traición; y ésa es una combinación difícil de vencer".

En su poema Orgullo Humano, Marx confiesa que su objetivo no es mejorar al mundo, ni refor*marlo, ni revolucionalizarlo, sino simplemente arruinarlo y disfrutar su ruina:

Con desdeño arrojaré mi guante
En la misma cara del mundo,
Y veré el colapso de este pigmeo gigante
Cuya caída no ahogará mi ardor.


Entonces vagaré como un dios victorioso
Entre las ruinas del mundo
Y, dando a mis palabras fuerza activa,
Me sentiré igual al Creador.


Marx adoptó el satanismo tras una lucha interna. Sus poesías terminaron en un período de severa enfermedad, resultado de la tempestad dentro de su propio corazón. Escribe en esa epoca de su disgusto por tener que hacer un ídolo de un punto de vista que detesta. Se siente enfermo.

La razón dominante de la conversión de Marx al comunismo aparece claramente en una carta de su amigo George Jung a Ruge. No es la eman*cipación del proletariado, no es el estableci*miento de un orden social mejor. Jung escribe:


"Si Marx, Bruno Bauer y Feuerbach se asocian para fundar una revista teológico-política, Dios hará bien en rodearse de todos sus ángeles y auto*compadecerse, porque estos tres ciertamente lo sacarán del cielo..”

No hay comentarios:

Publicar un comentario